Seleccionar página

Casa OB

Una vivienda mediterránea contemporánea integrada en su entorno, autosuficiente y con un mínimo consumo energético. Con estas premisas nace este proyecto, en un enclave de viviendas unifamiliares tradicionales, situado en el casco antiguo de la población.

El volumen contenedor frontal armoniza en el medio y persigue las directrices marcadas de las edificaciones contiguas, potenciando una franja horizontal mediante la forja antigua, que une las aberturas del acceso y de la habitación en el lado opuesto. Los cercos con balaustradas de forja se introducen en la fachada neutra blanca, dotándola de un juego de claroscuros y de visuales afables, tanto de día como de noche junto con el juego de la ondulación de las tejas. La fachada interior muestra las balaustradas en los huecos estratégicos, permitiendo a los inquilinos ojear el patio y formar parte de él.

La vivienda está configurada en tres franjas paralelas a fachada de análogas dimensiones, articuladas entorno a un patio central o atrio que, protegido por un lucernario transitable en planta cubierta, ilumina y sirve a toda la vivienda de un corazón latente.

 

 

El atrio central lo conforma el salón y la pieza estratégica del proyecto: el muro de piedra que sustenta los volúmenes superiores que, mediante un juego de llenos y vacíos, permiten generar vistas cruzadas en todas direcciones. Tras el muro de piedra se encuentra la escalera de acceso a la planta primera y el almacén y cuarto de instalaciones. El conjunto entre la calle y el atrio distribuye el vestíbulo junto con un paquete dotacional compuesto por un baño y un estudio, mientras que el conjunto opuesto sitúa el comedor contiguo al salón y la cocina contigua a este, sirviendo en L ambos espacios al patio de la vivienda. El patio localiza vegetación a modo de barrera natural en el trasfondo y posiciona en los laterales materialidad vernácula que, llegando a la altura del primer forjado, divide las medianeras generando una perspectiva desigual.

 

El muro de piedra nos acompaña a medida que ascendemos al plano de la primera planta, en la dirección del patio donde se sitúa las estancias de noche girando en torno al mismo atrio y al dibujo de la luz natural que en este espacio genera el paso de las horas. En el desembarco, un espacio de estudio polivalente de grandes dimensiones organiza las estancias de la misma manera que la planta baja. La franja primera, la más cercana a la calle, sitúa las dos habitaciones de los más pequeños con un baño conjunto hecho a la medida. El pasillo distribuidor vuelca las vistas a la triple altura, sirviendo así de un paseo cautivador y absorbente. La franja opuesta sitúa la zona de lavandería compartimentada de la habitación principal, en este caso con un baño privado de diseño exclusivo.

La escalera que de acceso a la segunda planta intuye la silueta, conformada por pletinas soldadas de escaso espesor, visible desde el atrio debido a una gran abertura horizontal al finalizar el muro de piedra en la primera planta. El volumen de la escalera pronuncia y genera un pequeño almacén en esta última planta y complementa una terraza de grandes dimensiones, donde el lucernario transitable permite situarse en medio de la apertura y mirar sin temor el corazón de la vivienda.

Un proyecto que nace de la necesidad de crear una vivienda envuelta en sí misma, que se proteja del exterior pero que a su vez sea fluida y abierta al trasiego de la vida.

Proyecto: Javier Chulvi, arquitectura e interiorismo. 

Ubicación: Calle Verge del Patrocini, 46134 Foios – Valencia

Top